Las Lobas aullaron en el Poli

El Polideportivo Víctor Nethol se vistió de fiesta para recibir a la 28° edición del clásico platense por la Liga Argentina Femenina. Gimnasia se tomó revancha tras la derrota en City Bell y festejó una gran victoria junto a su gente. Fue por 3-1 con parciales de 25-19, 25-19, 21-25 y 25-21.

La jerarquía de Mayer

La armadora de Gimnasia, Victoria Mayer, fue uno de los puntos más altos de la noche. Arrancó de titular y se sostuvo hasta el final gracias a su jerarquía y capacidad para distribuir el juego y sorprender en reiteradas ocasiones al rival. Con toques y resoluciones rápidas en la red, fue una figura clave en el equipo local para destrabar jugadas en los tramos más parejos del encuentro.

Acosta brilló en el día de su cumpleaños

Tanya Acosta está totalmente recuperada de la dura lesión que sufrió el año pasado y lo demuestra con creces en cada partido. Anoche aporto toda su experiencia para sobreponerse en momentos complicados de un partido que tuvo algunos tramos reñidos. El emblema de Gimnasia fue la goleadora y una pieza trascendental en la faceta ofensiva con remates a toda potencia y diagonales efectivas.

El contraataque albiazul

En el desarrollo general del partido, Estudiantes fue superior en la primera pelota, con una actuación impecable de Martina Delucchi, máxima anotadora con 26 unidades. Pero en el contraataque Gimnasia sacó diferencias, con embestidas rápidas que dejaron sin respuestas a la defensa albirroja. Para eso fue vital la tarea de Mayer, jugando con velocidad y poniendo la pelota en zonas desprotegidas por el Pincha.

FOTO: Javi Genoni