Campeón centenario

Sí, Gimnasia fue campeón, y sí, en dos ocasiones. La segunda, y más recordada, se produjo un 30 de Enero. ¿Hoy es 30 de Enero? Sí, y se cumplen 25 años, de la hazaña del lobo platense. Aquel Enero de 1994, quedaría guardado en la memoria de todos los triperos presentes en el Juan Carmelo Zerillo, y los que alentaron desde cualquier otra parte del mundo. Aquella tarde, sería, y será imborrable. Gimnasia, campeón de la Copa Centenario.

Primero, vamos paso por paso. El 26 de Junio de 1993, comenzaría la competencia, que enfrentaría a todos los equipos de la primera división del fútbol argentino. Copa, que conmemoraba los 100 años del torneo de la máxima categoría. 18 fueron las instituciones que participaron. La primera fase, enfrentaría a los clásicos rivales. Estudiantes de La Plata, el rival de Gimnasia y Esgrima La Plata. Solo el cotejo inicial, se jugaría a doble partido.

La ida, disputada en 60 y 118. Hernán Cristante; Jorge San Esteban, Pablo Morant, Dario Ortíz, Pablo Talarico, Pablo Fernández; José Montelongo, Fabián Fernández, José Bianco;  Fernándo Galetti y Guillermo Barros Schelotto, fueron los once del tripero. A los 9′ del segundo tiempo, G. Barros Schelotto, marcaría el único tanto del partido. Un gol que no solo significo la ventaja para el lobo, sino que provocó enojo en la hinchada visitante, que a los 15′, arrojó un proyectil al árbitro del encuentro.

Díaz más tarde, se disputaría la vuelta. Esta vez, en 1 y 57. 0-0 y clasificación para el equipo de Carlos Ramaciotti y Edgardo Sbrissa. En la segunda ronda, los esperaba uno de los mejores equipos de la primera fase. Newell’S, que había derrotado a su clásico por 3-0 en el global. Enzo Noce; San Esteban, Morant, Ortíz, Sergio Dopazo; P. Fernández, Bianco, Talarico, Gustavo Barros Schelotto; F. Fernández y G. Barros Schelotto, saltarían al campo de juego.

El único gol del partido, llegaría a los 9′ del primer tiempo. Dopazo, le daría la victoria y clasificación al conjunto mens sana, que sin querer queriendo, se metía entre los cinco mejores. Noce; Dopazo, Morant, Ortíz, Ariel Pereyra; Joaquín Saffores Bianco, Gustavo Barros Schelotto, Talarico; Fernández y Guillermo Barros Schelotto, los once para disputar la tercera ronda ante Argentinos Juniors.

Partido más que complicado para el lobo, que a los 15′, perdía 1-0. El autor de gol, Lauria Calvo. Con el correr de los minutos, las cosas se pondrían más difíciles. 44′, expulsión para Noce, y el lobo se quedaba con diez hombres me cancha. Jorge Gregorutti, ingresaría por F. Fernández para ocupar el arco. Juan Gómez, fallaría y le daría vida a Gimnasia. En el complemento, todo sería diferente. Los dirigidos por Ramaciottti, mostrarían otra cara.

En el arranque del complemento, penal a favor. Dopazo lo cambió por gol. Todo fue diferente. La actitud, el juego, cambiaron por completo. Los cambios dieron frutos rápidamente. A los 25′ Morant, marcaba el 2-1, y hacia delirar a todo el triperio. El segundo gol sería suficiente, para clasificarse a la próxima ronda. Belgrano, era el nuevo desafío.

Gregorutti; San Esteban, Morant, Ortíz, Dopazo; Fernández, Bianco, Gustavo Barros Schelotto, Fabián Vázquez ; Guillermo Barros Schelotto y Galetti, titulares. A los 28′ del primer tiempo, “El pirata” se pondría en ventaja, de la mano de Artime, que no fallaba desde los doce pasos. El lobo no tardó en reaccionar y antes de que terminen los primeros 45, igualaba de la mano de Gustavo Barros Schelotto.

En el complemento, el equipo cordobés se pondría en ventaja nuevamente. Esta vez, a través de Sosa. Pasaban los minutos, y el resultado era desfavorable. Cuando se “moría” el partido. Dopazo, goleador del equipo con dos tantos, igualaba el marcador 2-2, y forzaba los penales. Morant, Gmo Barros Schelotto, P. Fernández, Vázquez y Dopazo, los ejecutadores. Cuffaro, Russo, Rivadero, Sosa y Brusco, patearon por el lado de Belgrano.

Los primeros cuatro del equipo mens sana, convirtieron. Asimismo, los primeros tres ejecutores del rival, también anotaron. El cuarto, erró (Sosa). 4-3 la tanda. Dopazo para liquidar… Y atajada de Cancelarich. Brusco tuvo la oportunidad de estirar los penales… Pero… Gregorutti, se hizo gigante en el arco, le dijo que no y le dio el pase a la final a Gimnasia.

La final, se disputaría el 30 de Enero de 1994, ¿Por qué cinco meses después? Porque se reactivo el torneo clausura de 1993, el cual estaba en receso durante la Copa Centenario, y se espero que finalice para darle un cierre a la Copa que conmemoraba los 100 años de la competencia local. River Plate, el rival en el partido decisivo. Días previos a la final, Ramaciotti y Sbrissa, renunciaron a la dirección técnica del lobo, tras tener una discusión con el Presidente de la institución, Héctor Delmar.

Roberto “Mariscal” Perfumo, el elegido para la conducción del equipo. Javier Lavallén; Guillermo Sanguinetti, Morant, Ortíz, Dopazo; Fernández, Bianco, Talarico, Gustavo Barros Schelotto; Guillermo Barros Schelotto y Hugo Guerra, los once para disputar uno de los partidos más importantes de la historia del club. Cabe recordar, que el partido se disputó en el Juan Carmelo Zerillo. A los 30′ del primer tiempo, ocurriría una acción que marcaría el rumbo para el lobo.

Penal para River. Rivarola el ejecutor. Delante de él, Lavallén. El arquero se hizo más que gigante, y con una volada sensacional, desvió la pelota, para evitar la caída de su valla. Gimnasia empezó a ganar terreno, poco a poco. Sobre el cierre de los primeros 45′, y tras un centro de Guillermo Barros Schelotto, Hugo Romeo Guerra, estampaba el 1-0, para que explote el bosque.

En el complemento, “El millo”, igualaría rápidamente. Pase filtrado de Berti para Villalba, que ponía el 1-1. Pese al empate, el equipo de Perfumo, que era más claro a la hora de atacar, no se quedaría atrás, y iría en busca del objetivo. 31′, centro de Gmo Barros Schelotto, que encontró a Pablo Fernández, quien marcó el 2-1, que le devolvió la alegría a la gente. El lobo seguía buscando cerrar el partido, y lo lograría. A falta de un minuto para que termine, corrida magnífica de Favio Fernández. Asistencia para el “Mellizo”, Guillermo, que con un toque sutil, selló la victoria.

¡Gimnasia, Campeón! Luego de 62 años, el lobo platense gritó campeón ante su gente. Sin dudas, una hazaña que queda y quedará guardada para siempre. Hoy, 25 años de aquella Copa Centenario, hoy 25 años del último título de Gimnasia y Esgrima La Plata.