Nada confirmado

La derrota ante Atlético Tucumán, dejó muchas dudas en cuanto a lo futbolístico. El irregular nivel que venía mostrando el Gimnasia en la Superliga, se volvió a ver, y el cuerpo técnico, cree que debe haber variantes, que puedan darle la vuelta de rosca que le viene faltando al funcionamiento del equipo. Esta mañana, el plantel entrenó a puertas cerradas en el Estadio Juan Carmelo Zerillo, pensando en el choque del viernes frente a Tigre, uno de los perseguidores en la lucha por no descender.

En la calurosa mañana platense, hubo fútbol formal, ante la atenta mirada de Pedro Antonio Troglio y Víctor Bernay. Las dudas en cuanto a los cambios, estuvieron basadas en la defensa y el mediocampo. Gonzalo Piovi y Germán Guiffrey, alternaron entre ellos. Primeros”Gonza” de 3, y Guiffrey de segundo marcador. Luego al revés. Además, Alexi Gómez, quien ya cumplió su sanción, ingresó por Lucas Licht.

Alexis Martín Arias; Víctor Ayala, Manuel Guanini, Guiffrey, Piovi; Maximilianl Comba, Lorenzo Faravelli, Mussis, A. Gómez; Santiago Silva y Horacio Tijanovich, fueron los once que arrancaron la práctica. Suplentes: Sebastián Moyano; Facundo Oreja, Maximiliano Coronel, Patricio Monti, Licht; Hernán Tifner, Agustín Bolívar, José Paradela, Matías Gómez; Gianluca Simeone y Brian Mansilla.

Con el correr de los minutos, Troglio cambió. Mansilla, ingresó por Silva (sobrecarga muscular); además Agustín Bolívar se metió por Tijanovich. Mañana, el plantel volverá a entrenar, esta vez en Abasto. Allí, se conocerá el equipo para enfrentar al “Matador”. A priori, A. Gómez, se mete por Licht, pero todo indica que habrá algún cambio más. Bolívar y Monti, compiten por un lugar más.