El primero fue para el Ciclón

El Polideportivo de Banco Provincia vivió una gran noche con la disputa de las semifinales del Torneo Oficial de la División de Honor Femenina. En el primer turno, Boca se impuso a Vélez por 3-0 con parciales de 25-18, 25-17 y 25-14, dando el primer paso hacia la final. Más tarde, las Guapas no lograron vencer al duro San Lorenzo, que logró una importante victoria en sets corridos con un triple 25-20. Bárbara Stanford fue la goleadora del local con 13 puntos. Nada está definido y hay revancha el viernes 16 en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo.

Las claves de la derrota bancaria

Tripe 25-20

Los tres sets no sólo tuvieron un resultado idéntico sino que sus desarrollos fueron muy similares: comienzos parejos, primera ventaja de Banco y recuperación de San Lorenzo. En los primeros instantes hubo total paridad entre los equipos hasta que las Guapas lograron adelantarse por una pequeña diferencia, más considerable en el segundo episodio. Con paciencia y concentración, el Ciclón corrió de atrás hasta que logró tomar el control aprovechando algunas imprecisiones del local en momentos claves. Las Matadoras sostuvieron el nivel y cerraron los tres parciales por 25-20.

Poco recambio verdinegro

Fiamma Biaín, Candela Cortés Cardulli y Melisa Corzo son tres jugadoras importantes que se están recuperando de sus lesiones y vivieron el partido desde la tribuna. Banco siempre supo sobreponerse a la ausencia de varias individualidades a lo largo del Torneo, incluso Lucrecia D’Onofrio, ahora titular, jugó un gran partido y aportó 8 puntos. Sin embargo, anoche pesaron un poco más las ausencias. José Luis Rifourcat tiene un plantel más reducido que San Lorenzo y movió muy poco el banco de suplentes. En los momentos más críticos del encuentro, hubiese necesitado variantes para torcer el rumbo, pero jugó prácticamente los tres sets con las mismas Guapas en cancha.

Potencia azulgrana

Daniela Bulaich tuvo un desempeño sobresaliente en la visita, fue la más regular y máxima anotadora con 17 puntos. A ella se sumó la opuesta zurda, Lía Castro, que aportó siete desde la banca, siendo una figura determinante en el triunfo del equipo conducido por Mario Gallego. Las Guapas entregaron todo en defensa con la líbero Valentina González como estandarte, pero los ataques letales del Ciclón fueron muy difíciles de contener. Las Matadoras también respondieron con buen nivel de contraataque y resistieron a base de un buen bloqueo y gran trabajo defensivo.

FOTO: Yanina González