Las dejaron con la Boca abierta

En un atractivo partido del postergado de la tercera fecha de la División de Honor, Banco Provincia derrotó 3-2 a Boca en City Bell, con parciales de 20-25; 25-16; 21-25; 25-17 y 15-12. Con este resultado, el equipo de Rifourcat alcanzó la linea de los 14 puntos, cuando aún le quedan dos cotejos por disputar, y le sacó el invicto al Xeneize. Las más destacadas a la hora de anotar fueron Ardissino y Cossar, con 15 cada una.

Ardissino, una distinta

Al comienzo del encuentro, el elenco de Allona impuso su jerarquía con jugadas rápidas en la red, pero promediando el primer set, la potencia en los remates de Ardissino provocó que la visita no pudiera sacar una diferencia mayor. Sin embargo, Banco mostró algún desorden defensivo que fue muy bien aprovechado por Nosach y principalmente Zabala, que en esa etapa se destacó con 6 anotaciones. Pero cuando parecía que Boca se escapaba en el marcador, volvió a aparecer la atacante de Comodoro Rivadavia para lastimar con sus disparos violentos, atacando a los pies de las receptoras rivales, y seguir ampliando su cuota goleadora.

El temperamento de las locales

Sin ningún tipo de dudas esta es la principal característica de las Guapas, y también su principal virtud. Porque cuando las jugadoras se enojaron por algunos fallos del árbitro Veigas, supieron transformar esa furia en ofensivas que complicaron a la defensa adversaria. Además, ese temple que mostró Banco anoche, ayudó a que las jugadas que eran muy disputadas, dónde un error se pagaba muy caro, fueran ganadas por las locales. Así, sumada la propia Ardissino, tuvieron una gran labor Stanford, Novelli y Biain, que anotaron 12 puntos cada una en momentos que Boca empezaba a fallar en defensa. Incluso la gran tarea de la líbero Torino, que practicamente no falló en las coberturas defensivas ni en la recepción, no alcanzó para que el conjunto de Allona lograra contrarrestar el fervor de las de City Bell.

Recepción fallida en Boca

Sin embargo, las líderes del campeonato no supieron aprovechar el rendimiento de Torino porque cuando ella ordenaba a su equipo, otra erraba en la recepción y le daba vida a sus rivales. Nosach y Germanier fueron las principales víctimas de los remates positivos de Banco, porque las agarraban mal posicionadas e incluso desbordadas en defensa. Esto sucedió fundamentalmente en el segundo set, dónde ese malo primer pase llevó a que el armado no sea alto y los remates así perdían calidad y eficacia. Además, Cossar no aparecía en ataque y Zabala había disminuido su nivel, situación que aprovecharon constantemente las platenses para llevarse aquel set.

FOTO: Yanina González