Se escapó el triunfo y el sueño del bicampeonato

Gimnasia empezó 2-0 arriba pero San Lorenzo se recuperó y lo ganó en el tie break. Las Lobas se quedaron sin chances de pelear por el título.

¡Se sacaron chispas! Gimnasia y San Lorenzo jugaron un partido más que caliente en el Polideportivo Victor Nethol. Se vivió con emociones a flor de piel en la cancha y en las tribunas, y aunque pintaba para una noche con final feliz para el local, San Lorenzo cambió todo y la alegría fue azulgrana. Las Lobas empezaron ganando 2-0 y parecían encaminarse a la victoria que necesitaban para forzar un tercer juego de semifinales. Ahí fue cuando el Ciclón apretó el acelerador y dio vuelta la historia para terminar festejando un 3-2 (25-15, 25-22, 20-25, 21-25 y 10-15) y la clasificación a la final de la Liga Argentina.

Las claves de la derrota tripera

Rendimiento de mayor a menor

El partido fue parejo desde el arranque. Gimnasia, aún con varios desaciertos, impuso poco a poco su ritmo para complicar a un San Lorenzo lleno de imprecisiones en ataque. La ofensiva albiazul fue mucho más productiva y el Ciclón entregó 11 puntos por errores. En el segundo set, la visita mejoró en todas las líneas y una cosa llevó a la otra: las Lobas perdieron efectividad pese a las 25 unidades totales de Fernanda Melo y las 18 de Tanya Acosta. Así allanaron el terreno para la remontada del rival. Aunque nunca tuvieron el control absoluto, las Matadoras pegaron en momentos justos, empataron el encuentro y dieron vuelta el tie break tras el 6-2 favorable al local.

Errores triperos

Fernanda Melo y Tanya Acosta, las máximas anotadoras de Gimnasia, fueron casualmente las que más fallaron con el saque. En partidos cerrados contra equipos poderosos como San Lorenzo, los malos servicios se pagan caro. Esta vez no fue la excepción. La visita también se equivocó mucho en ese rubro, pero compensó con efectividad en ataque y en bloqueo. Gimnasia tuvo, además, algunas desatenciones en recepción y defensa. De eso modo dio ventajas a un rival que le costó pero pudo plantarse en tierra ajena.

 Aylín Pereyra, la carta ganadora

Las individualidades de San Lorenzo se destacaron en distintos tramos del partido. Antonela Fortuna, Mariana Moriondo, Jazmín Molli y Elina Rodríguez hicieron de las suyas, pero Aylín Pereyra fue la gran protagonista del equipo. La ex Estudiantes sostuvo su rendimiento a lo largo de todo el juego con aportes fundamentales en ofensiva y bloqueo, sobre todo en el segundo y cuarto set. Derrochó energía en todo momento y fue la máxima anotadora del conjunto de Boedo con 21 puntos.


Levantarse y seguir

El triunfo azulgrana acabó con el sueño del bicampeonato. El gran objetivo era retener la corona, pero las derrotas también forman parte del camino y es necesario aceptarlas para seguir construyendo. Nada borra la gran campaña de Gimnasia en una nueva edición del torneo más importante a nivel nacional. Cayó ante un gran equipo que viene trabajando duro en busca de su primer título. San Lorenzo enfrentará en la final a Boca, uno de los más ganadores en la historia del certamen. A las Lobas sólo les queda levantarse y seguir porque el deporte siempre da revancha. 

 

 

share on: